Equinácea

La Equinácea es una hierba original de las montañas rocosas de los Estados Unidos. También se cultiva en los Estados occidentales, así como en Europa y Canadá. Las hojas, flor y raíz de echinacea se utilizan para hacer medicina, antiguamente ya se utilizaban en los remedios curativos de las tribus indias de las grandes llanuras. Más tarde, los colonos siguieron el ejemplo de los indios y también comenzaron a usar la equinácea con fines medicinales. Durante un tiempo, esta hierba gozó de estatus oficial como resultado de su inclusión en el Formulario Nacional de los Estados Unidos de 1916-1950. Pero con el descubrimiento de los antibióticos, la Equinácea se fue olvidando. Pero ahora, la gente vuelve a estar interesada ​​en la echinácea gracias a que sean conocido sus grandes propiedades medicinales.


Cápsulas de Echinacea

Jugo de Equinacea

Extracto de Echinacea

 


¿Para qué se utiliza la Equinácea?

La Equinácea es ampliamente utilizado para combatir las infecciones, especialmente el resfriado común, la gripe y otras infecciones respiratorias. Algunas personas toman echinacea en cuanto sienten algún síntoma de resfriado, para frenar el avance del resfriado. Otras personas toman echinacea después de los síntomas de resfriado para poder combatirlo y curarlo rápidamente. También se utiliza para tratar otras infecciones como; infecciones del tracto urinario, virus del papiloma humano (HPV), infecciones del torrente sanguíneo, amigdalitis, sífilis, tifoidea, la gripe del cerdo, infecciones vaginales, herpes, VIH / SIDA, las verrugas y las infecciones de nariz y garganta llamadas difteria. Otros usos de ka equinácea incluyen ansiedad, bajo recuento de glóbulos blancos, combate la fatiga, ayuda con la artritis reumatoide, dolores de cabeza, migrañas, indigestión ácida, mareos, trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y también es muy buena para mejorar el rendimiento al hacer ejercicio.

La gente también usa echinacea para tratar problemas de piel, furúnculos, enfermedades de las encías, abscesos, herpes simple, mordeduras de serpientes, heridas de la piel, úlceras, quemaduras, eccema, psoriasis, daños relacionados con el sol, y hemorroides.

Los productos de equinácea se pueden encontrar en varios formatos, como tabletas, jugo, caramelos e infusiones. Algunas marcas conocidas son: equinacea soria natural.